Últimas noticias

Taller de telares en la comunidad de Tuapurie

En 1982, un escritor francés, Jean-Paul Ribes, viajó a México para escribir un artículo para la revista Actuel1 sobre el chamanismo y los psicotrópicos, tomando a los wixaritari (huicholes) como ejemplo de uno de los últimos pueblos chamánicos vivos. Por entonces, mi padre, Juan Negrín Fetter, figuraba como uno de los principales estudiantes de la cultura y el arte wixárika, por lo cual le llegaban solicitudes por parte de académicos, funcionarios y psiconautas con la esperanza de que él les pudiera facilitar un vínculo con las comunidades wixaritari. Mi padre apenas llevaba unos diez años trabajando con artistas wixaritari en Jalisco y Nayarit, pero en ese lapso de tiempo había logrado crear amistades íntimas con varias familias, asesoró brevemente al Instituto Nacional Indigenista y había unido su interés por el arte con la defensoría territorial de los wixaritari ante la deforestación y otras amenazas contra la autonomía de este pueblo originario. 

Este artículo es el segundo en una serie sobre la medicina tradicional del pueblo Wixárika o Huichol de México Occidental. La primera parte es Sanando el planeta, sanando ellos mismos: La medicina wixárika trasciende lo personal.

Ilustraciones destacadas

Before the Flood - Tutukila Carrillo Sandoval 1973

La vida en el mundo se inició en la oscuridad, cerca de la costa. La tierra se inclinaba abruptamente hacia el mar, pero era toda lisa, sin ríos, ni cerros. Los seres sabios en esos tiempos se comunicaban por medios telepáticos, porque no podían verse ellos mismo y eran llamados hewixitari.